AEROGRAFOS

Fabricantes

    Información

    Productos más vistos

    AEROGRAFO AB130 DOBLE ACCION (Obturador 0,3 mm) PRECISSO AB130

    AEROGRAFO AB130 DOBLE ACCION (Obturador 0,3 mm) PRECISSO AB130 Ver más grande

    Puntuaciones: 4.3/5 (24 votos)

    Al comprar este producto puede obtener hasta 29 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 29 puntos de fidelidad que se puede(n) transformar en un cupón de descuento de 0.87 €.


    PRAIRAB130

    PRECISSO

    Nuevo producto

    AEROGRAFO AB130 DOBLE ACCION (Obturador 0,3 mm) PRECISSO AB130

    Más detalles

    En stock

    29.95 € IVA incluido.

    AEROGRAFO DOBLE ACCION (Obturador 0,3 mm)

    Aerografo con sistema de disparo de doble accion
    Obturador y aguja de 0,3 mm
    Copa superior fija de tamaño 9 cc.
    Tornillo retén trasero para fijacion del ancho del trazo.
    Incluye racord conexion a prolongador tipo bayoneta
    Incluye llave de apertura obturador.

    El aerógrafo es un instrumento muy delicado y de mucha precisión, que posee diversas piezas mecánicas de gran exactitud. Si estos componentes se ensucian u obstruyen, este hecho repercutirá en el funcionamiento del aparato y hasta incluso podrá malograr el trabajo que se esté realizando. Para evitar estos trastornos, es bueno acostumbrarse a una pauta regular de limpieza, para la que no necesitan herramientas costosas ni se requiere una habilidad especial. Hay una serie de normas que deben seguirse sistemáticamente: -- Siempre hay que limpiar el aerógrafo después de usarlo, inclusive para cambiar de color. -- Hay que tener en cuenta la disolución de la pintura: cuanto más espesa esté, más habrá que limpiar el aerógrafo. Lo ideal es que tenga una consistencia lechosa. Es evidente que cada vez que se cambie de color hará falta limpiar el aerógrafo, ya que de lo contrario afectaría al siguiente color que fuéramos a utilizar. Para ello no hace falta desmontar todo el aparato, simplemente suelte el aire para hacer salir toda la pintura que haya quedado. A continuación llene de agua (o del disolvente que haya empleado para la mezcla de la pintura) la cámara de fluido y vuelva a rociar sobre un papel. Repita esta operación hasta que no vea salir ningún resto de pintura.

    El aerógrafo es un instrumento muy delicado y de mucha precisión, que posee diversas piezas mecánicas de gran exactitud. Si estos componentes se ensucian u obstruyen, este hecho repercutirá en el funcionamiento del aparato y hasta incluso podrá malograr el trabajo que se esté realizando. Para evitar estos trastornos, es bueno acostumbrarse a una pauta regular de limpieza, para la que no necesitan herramientas costosas ni se requiere una habilidad especial. Hay una serie de normas que deben seguirse sistemáticamente: -- Siempre hay que limpiar el aerógrafo después de usarlo, inclusive para cambiar de color. -- Hay que tener en cuenta la disolución de la pintura: cuanto más espesa esté, más habrá que limpiar el aerógrafo. Lo ideal es que tenga una consistencia lechosa. Es evidente que cada vez que se cambie de color hará falta limpiar el aerógrafo, ya que de lo contrario afectaría al siguiente color que fuéramos a utilizar. Para ello no hace falta desmontar todo el aparato, simplemente suelte el aire para hacer salir toda la pintura que haya quedado. A continuación llene de agua (o del disolvente que haya empleado para la mezcla de la pintura) la cámara de fluido y vuelva a rociar sobre un papel. Repita esta operación hasta que no vea salir ningún resto de pintura.

    Path: > > > > AEROGRAFO AB130 DOBLE ACCION (Obturador 0,3 mm) PRECISSO AB130
     

    6 otros productos en la misma categoría: